La primera batalla se libra en nuestras cabezas 14/03/2017

La primera batalla se libra en nuestras cabezas
Este artículo lo podréis encontrar en el disco-libro de Riot Propaganda "Agenda Oculta"

En la lucha de clases las batallas no siempre se producen en épicas manifestaciones entre humo de barricadas y golpes de antidisturbios. Tampoco son necesariamente tan visibles como el pulso a la reforma laboral que se está sosteniendo en Francia mientras escribimos estas líneas. A menudo, esta lucha se libra en nuestras cabezas, el último y más apetecible territorio de conquista para nuestros enemigos. Si no sabes quién eres, ¿cómo vas a enfrentarte a quién te domina?

Quien haya trabajado en el sector de informática-TIC sabe de qué estamos hablando: Casi un millón de personas asalariadas en empresas que no existían hace dos décadas, un sector que nació sin tradición sindical, con centenares de miles de jóvenes que entrábamos a trabajar a paletadas en ambientes de cuello blanco y corbata, sin referencias históricas.

Las empresas conquistaron nuestros cerebros: Los dogmas neoliberales se convirtieron en el lenguaje de consenso, la autoexplotación y competitividad con tus propios compañeros/rivales, la norma social de este microcosmos; si quedaba algún vestigio de posible identidad con el resto de la clase trabajadora fue neutralizado mediante una falsa elitización a través de elementos como el vestuario o de un supuesto mayor conocimiento intelectual que te hacía "diferente" al trabajador de las generaciones que conquistaron los derechos laborales. Por supuesto, éramos “clase media”. Y llegó la precariedad.

Algunas no nos tragamos el veneno. Decidimos organizarnos y crear un polo de conciencia basada en el apoyo mútuo y la acción directa, lejos del sindicalismo de la rendición y el compadreo. Como los conflictos ya existían, pero silenciados, decidimos lamentarnos poco y actuar mucho: A finales de 2007 nació la Coordinadora de Informática de la CGT.

Hoy, si bien la tortilla no ha dado aún la vuelta, la foto del sector TIC en estos años ha demostrado un claro avance en el pulso ideológico que mantenemos con la patronal; del éxito en esa hegemonía dependen los cimientos sobre los que se levantan luchas y derechos. Cada año se suceden las acciones y huelgas con cada vez mayor normalidad. Y estamos ganando algunas en cada vez más empresas.

Quisiéramos resaltar la masiva huelga indefinida realizada en HP por varias razones, entre ellas que se consiguió con esa lucha impedir un duro recorte salarial. Pero la principal fue la demostración y conciencia del poder que tenemos en nuestras manos: los principales sistemas informáticos de bancos, empresas de energía y transporte de este país cayeron durante la huelga como piezas de un dominó, uno tras otro. Como escribió Isaac Rosa durante esos días, quienes trabajamos en el sector TIC tenemos una capacidad potencial similar a los mineros del S.XIX. La dependencia tecnológica del sistema capitalista que sustenta esta sociedad hace que los efectos de un conflicto en las TIC superen al propio sector, poniendo en riesgo la confianza en el sistema y la estabilidad del castillo de naipes, como demostró la huelga indefinida de los técnicos de Movistar recientemente.

Picar teclas es sólo una herramienta más con la que vendemos nuestra fuerza de trabajo. Nos hace tan diferentes del resto de la clase trabajadora como ser oficinista a principios del siglo pasado respecto al resto del proletariado. No olvidamos que fueron, precisamente, unos oficinistas quienes destrozaron el despacho en ‘La Canadiense’ por el despido de unos compañeros e iniciaron de esta forma la mayor de las huelgas generales que ha conocido este país. Una huelga que convirtió al estado español en el primero europeo que regulaba la jornada máxima de 8 horas.

Que tengas conciencia de clase pero no estés organizado te hace débil. Únete a quién consideres mejor opción y participa, huye de la podredumbre sindical o política y escoge bien. Que el miedo cambie de bando es algo tan sencillo como que seamos conscientes de quienes somos y que seamos suficientes para pasar de la resignación a los hechos contundentes. Estamos en ello.

http://cgtinformatica.org/es/content/la-primera-batalla-se-libra-en-nuestras-cabezas

Abril 2017 Extra Prevención nº 24 Mayo 2017 Junio 2017 Verano 2017 Extra Prevención nº 25 Septiembre 2017 Octubre 2017 Extra Prevención nº 26 Noviembre 2017