¿Flex Kid o Fraude Kid? 30/03/2017

¿Flex Kid o Fraude Kid?
Llevamos avisando a través de nuestras publicaciones periódicas de la desventaja que supone acogerse a estos supuestos programas que ofrece la empresa para conciliar la vida familiar y la laboral. Lamentablemente hace unos días todas nuestras sospechas se han hecho realidad con el despido de una compañera que estaba “disfrutando” de esta “gran política” de la empresa.

El Flex Kids consiste en una redistribución del horario trabajando la jornada de invierno de 9:00 a 17:30 de lunes a jueves y de 8:00 a 15:30 los viernes. De igual manera y para compensar las horas trabajadas de menos, en verano el horario es de 8:00 a 16:00 de lunes a jueves y de 8:00 a 15:30 los viernes. Además para compensar la reducción de horas te descuentan mensualmente de la nómina los festivos de navidad y semana santa para que puedas disfrutarlos.

Resumiendo, que no te están regalando nada, cobras el mismo sueldo que tenías salvo por el descuento de los festivos de empresa y navidad, ya que no generas horas suficientes para disfrutarlos como todos los demás trabajadores. Además debe contar con el visto bueno de tu responsable.

¿Dónde está la trampa de esto? La respuesta es muy sencilla. El flex kids no tiene protección contra al despido, al contrario que la reducción de jornada plasmada en la ley, la cual expone, que se considera NULO el despido de cualquier trabajador que esté disfrutando de una reducción de jornada por cuidado de un menor. En la práctica esto quiere decir, que un trabajador tiene protección en el puesto de trabajo mientras esté disfrutando de una reducción de jornada, la cual como todos sabemos, se puede disfrutar desde el nacimiento de un hijo hasta sus 12 años de edad. Efectivamente compañeros. Una persona con reducción de jornada por cuidado de un hijo tiene protección laboral por ley hasta que su hijo cumpla 12 años. Obviamente el sueldo de esa persona se verá reducido en igual medida que el número de horas que haya decidido reducirse, un mínimo de 1/8 y un máximo del 50% si decide trabajar la mitad de horas.

Cómo la empresa no es tonta, por mucho que se empeñe en decir en sus correos lo valiosos que somos sus trabajadores, pensó como podía deshacerse de trabajadores que se acogiesen a una reducción de jornada. Y la respuesta fue brillante, digna de los villanos de la marvel. Engañar a los trabajadores inventando el flex kids, y poniéndoles un caramelito donde su sueldo no se vería reducido redistribuyendo su jornada para adecuarla a los horarios escolares, pero camuflando que cuando se cansasen de ellos podrían despedirles sin ningún tipo de trama legal.

Por todo esto, seguimos insistiendo en nuestra recomendación de no acogerse al programa Flex Kids. Si necesitáis reducir vuestra jornada hacerlo por los medios que la ley pone a vuestro servicio. Más vale reducirte un poco el sueldo por trabajar menos, que perder el empleo.

Abril 2017 Extra Prevención nº 24 Mayo 2017 Junio 2017 Verano 2017 Extra Prevención nº 25 Septiembre 2017 Octubre 2017 Extra Prevención nº 26 Noviembre 2017